Dinero gratis: Cómo ganar efectivo con las compras regulares que haces

Seguramente conoces las tarjetas de crédito que te devuelven dinero en efectivo, pero si no estás utilizando estas otras opciones que también te dan efectivo, estás dejando pasar muchos ahorros extra.

¿Recuerdas lo engorroso que era obtener reembolsos a través de cupones y rebates? Para obtener, por ejemplo, un reembolso de US$20 por una nueva impresora tenías que llenar un formulario (a veces más de uno), cortar y pegar en el formulario un código de barras, enviar todo vía correo tradicional, esperar de ocho a 12 semanas y tener la esperanza de que tal vez, sólo tal vez, el cupón del descuento llegaría a tu casa.

Era un horror. Simplemente un horror.

En estos días, es mucho más fácil obtener reembolsos ––excepto que la terminología ha cambiado un poco. Ahora se llama “devolución de efectivo” y se hace casi completamente de forma automatizada. Tan automatizada, de hecho, que puede parecer demasiado bueno para ser verdad.

Buenas noticias: Sí, es verdad. Al aprovechar uno o más servicios de devolución de efectivo, puedes ahorrar dinero y/o ganar recompensas. Echemos un vistazo a las diversas opciones que existen en gran parte de lo que compras en línea y mucho de lo que compras en otros lugares.

Devolución de efectivo directo a tus tarjetas de crédito

citi-cash-back-card.jpg
Use una tarjeta de crédito que te devuelva efectivo en puntos por tus compras para duplicar los ahorros que obtendrás por los reembolsos.Citi

No voy a dedicarle mucho tiempo a este tipo de reembolso, además de decir que si no estás usando una tarjeta de devolución de efectivo, literalmente estás tirando tu dinero. Es la forma más fácil y sencilla de recuperar un porcentaje de casi todo lo que compras.

Digamos que usas una tarjeta de crédito que te otorga un punto por cada dólar que gastas. En la mayoría de los casos puedes canjear esos puntos por viajes, bienes, servicios o similares. También puedes convertirlos en ‘efectivo’, que generalmente toma la forma de un abono en tu crédito. No recibirás un cheque por correo, pero se te aplicará un abono en tu cuenta, que es más o menos lo mismo. Es dinero, como quieras verlo.

Cuando busques una tarjeta que te ofrezca devolución de efectivo, presta atención a los porcentajes que obtendrás ––y las tarifas anuales. Por ejemplo, está la tarjeta Uber Visa, que te reembolsa 4 por ciento de tus compras en restaurantes y bares, 3 por ciento en hoteles y pasajes aéreos, 2 por ciento en compras en línea (incluidas las de Uber) y 1 por ciento para todo lo demás. Además, no tiene cuota anual.

Esos puntos pueden no parecer mucho, pero sí lo son cuando se acumulan. Digamos que la factura mensual que reporta tu tarjeta de crédito es de US$2,000. Suponiendo que siempre pagas la totalidad de tu cuenta y recibes sólo uno por ciento del reembolso, eso representa un extra de US$20 en tu bolsillo cada mes ––o US$240 adicionales por año. Por no hacer nada.

Si eres cliente frecuente de Amazon, te recomiendo que solicites la tarjeta de crédito de la gigante de comercio digital. La tarjeta de crédito ofrece 5 por ciento de reembolso en casi cualquier compra realizada en Amazon. Están la Amazon Store Card, que es válida solamente en Amazon y ofrece financiamiento con cero de interés en varias compras. (Por el momento, puedes obtener una tarjeta de regalo de US$60 cuando solicites una nueva tarjeta). También está la  Amazon Prime Rewards Visa Signature Card, una tarjeta de crédito meas tradicional que también te da dinero de vuelta por compras realizadas en sitios que no sean Amazon. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *